Sansoeurs Jewellery Studio

“Cualquier lugar en el que haya golosinas y tenga a mano una de mis libretas de bocetos podría considerarse mi espacio de trabajo”. Así de amplia es la definición de Cristina, la mitad de Sansoeurs, la particular aventura empresarial y creativa que emprendió hace dos años junto a su hermana mayor, Estefanía. “Y si encima se escucha música rock de fondo, ya es el paraíso”, concluye.

El nombre Sansoeurs viene de la fusión de la palabra francesa soeurs -hermanas- y el apellido de ambas, Sánchez. Detrás de este original juego de palabras se esconde la pasión por el estilo sencillo y atemporal, el amor por la ciudad de París y un talento creativo que da lugar a joyas mínimas que maximizan el look.

“Muchos de estos diseños se me ocurrieron en el tranvía durante mi estancia en Praga, es la prueba más evidente de que la inspiración llega en cualquier momento y lugar”. Cris es arquitecta, “un poco macarra y bastante rock”, mientras que Estefi es mucho más clásica, metódica y vive una vida paralela como economista.